Archivo del Autor: sacha

¿Cuáles son los requisitos administrativos imprescindibles?

Pueden variar en función del sector concreto de tu empresa y de algunas diferencias normativas a distintos niveles, aunque básicamente podemos subrayar lo siguiente:

  • Ayuntamiento: licencia de obras, licencia de apertura e Impuesto de Bienes Inmuebles.
  • Administración autonómica: alta en el registro industrial.
  • Registro mercantil: inscripción de administradores, auditores y apoderados, presentación de cuentas de ejercicio y legalización de libros.
  • Oficina de patentes y marcas: registro de derechos de propiedad industrial (marcas, nombre comercial, patentes, dibujos,rótulos…).
  • Registro de la propiedad inmobiliaria.

Fuente: www.creacionempresas.com

¿Cómo elegir la forma jurídica de tu nueva empresa?

Antes de analizar las distintas formas existentes, es necesario determinar los factores que determinan la elección de la forma jurídica de la empresa. Resumiendo, podemos señalar los siguientes:

  • Tipo de actividad a ejercer. Tanto la actividad a ejercer como el sector pueden obligar a adoptar determinadas formas jurídicas: banca, seguros, agencias de viaje y otros exigen por ley constituir una sociedad mercantil.
  • Número de personas que participen en el proyecto empresarial. Dependerá si se trata de empresas individuales o sociedades, e incluso existen determinadas formas jurídicas que exigen un número mínimo de socios (sociedades laborales y cooperativas).
  • Responsabilidad de los/as promotores/as. Para la elección de la forma jurídica se deberá elegir entre restringir la responsabilidad al capital aportado a la sociedad o afrontar el riesgo de responsabilizar tanto el patrimonio personal como el social.
  • Relaciones que mantienen los/as socios/as entre si. Cabe la posibilidad de restringir la entrada de nuevos/as socios/as o de valorar simplemente la aportación económica.
  • Necesidades económicas del proyecto. Influyen en la medida que es necesario un capital social mínimo para determinados tipos de sociedad.
  • Aspectos fiscales de la empresa. Se deberá analizar el tipo de imposición fiscal al que están sometidas las actividades que realiza dicha empresa y como repercuten fiscalmente en el impuesto de la renta de las personas físicas los beneficios obtenidos.
  • Realizar test de elección de forma jurídica.

Fuente: www.creacionempresas.com

¿Qué conlleva crear una empresa?

Crear una empresa supone poner en juego recursos naturales, humanos, económicos, etc., además de coordinar los mismos con la mayor efectividad posible, con el fin de que la empresa alcance los objetivos inicialmente planteados.

El promotor de un nuevo proyecto empresarial debe plantearse en qué medida va a poder hacer frente a las exigencias que la dirección de su futura empresa necesita. web hosting server . Entre las cualidades que debe tener un buen empresario se podrían destacar:

  1. Confianza en sí mismo e ilusión en su proyecto.
  2. Ser consciente de su necesaria formación (puesta al día) de los temas relacionados con su empresa.
  3. Dotarse de apoyo externo en todos aquellos aspectos que no pueda controlar (servicios complementarios a su actividad).
  4. Dotarse de un buen equipo de trabajo.
  5. Capacidad de organizar y coordinar todos los recursos de que dispone (humanos, económicos,…).
  6. Capacidad de dirigir y activar al personal.
  7. Capacidad de tomar decisiones y asumir riesgos.
  8. Iniciativa y espíritu innovador.
  9. Capacidad de análisis de la realidad que le rodea y sus necesidades.
  10. Conocimientos técnicos
  11. Conocimientos gerenciales
  12. Conocimiento del sector.

Fuente: www.creacionempresas.com

Crea tu Empresa

Introducción

A la hora de emprender cualquier negocio hay que partir desde un inicio. Así, una empresa se puede entender como la materialización de la idea de un empresario.

Teniendo en cuenta lo anterior se puede afirmar que en toda actividad empresarial hay dos elementos básicos que resultan imprescindibles:

El Servicio de Creación de empresas de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife y de Las Palmas de Gran Canaria, te ofrece una guía on-line de todas las herramientas y  conceptos que se deben de tener en cuenta antes de convertirse en empresario.

Primero hay que tener claro ¿Qué es lo que se quiere hacer?, es decir, qué proyecto de negocio tenemos. A ello se suele llegar por dos caminos distintos:
se nos ocurre una idea de negocio nueva, original, que no existe en el mercado, que nos llevará a abrir nuevos mercados, nuevas necesidades, etc. o bien algo ya existente en el mercado. Te animamos que visites el apartado 501 ideas de negocio.

Hay que tener en cuenta que tanto un camino como el otro, no nos aseguran el triunfo, el mayor éxito de las empresas es la calidad en el servicio o producto que se ofrece, la constancia y la diferenciación de dicho producto con la competencia y, por supuesto, la capacidad empresarial de cada persona..

Una vez elegido el sector de actividad y la idea empresarial, debemos de hacernos algunos planteamientos previos a la hora de emprender un negocio, que nos permitirán tener una mayor fiabilidad la hora de elegir la ubicación del local, la forma jurídica que debemos de adoptar según el riesgo y la inversión que queramos hacer, y algunos factores de éxito y fracaso que nos conviene saber para poder evitarlos o aprovecharlos entre otros aspectos, en un entorno tan cambiante como en el que nos encontramos.

Una vez decidida la idea empresarial es necesario reflexionar sobre nuestras cualidades como empresario. En el apartado autodiagnóstico empresarial, usted podrá valorar si esta preparado o no para ser empresario, teniendo en cuenta que lo que deseamos es que nuestra empresa se consolide y crezca, pensando tanto en la el proyecto como en la capacidad personal de llevarlo a cabo.

Por último, hay que tener en cuenta que existen múltiples opciones en las que poder invertir en función de su rentabilidad y riesgo. Generalmente se considera que estas dos variables son directamente proporcionales, esto es, a mayor riesgo mayor rentabilidad, e inversamente proporcionales al concepto de liquidez: cuanta más rentabilidad, mayor riesgo y menor liquidez.

Para ello, es fundamental que usted realice un estudio de mercado y compruebe si su idea empresarial es viable técnica y económicamente, y tiene posibilidades de expansión en el futuro. Deberá conocer si su empresa esta bien financiada, calcular su margen comercial, realizar una buena estimación de compras y ventas, ingresos y gastos, según el mercado analizado, la población, la situación del local, la competencia etc. Para ello le ofrecemos una amplia guía de ¿Que es un Plan de Empresa?. Herramienta que, además de servirle a usted le permitirá tener un informe con el que poder obtener financiación ajena o presentarse a concursos y subvenciones.