HIPOTECAS: AUNQUE HUBIESE ACEPTADO

Al modificar las condiciones de su hipoteca, el banco aprovechó para hacerle firmar un documento conforme conocía y aceptaba la cláusula suelo. ¿Podrá reclamar la nulidad de dicha cláusula también en este caso?

Hubo una novación

Reconocimiento. Hace unos años, usted renegoció las condiciones de su hipoteca y consiguió que el banco redujese el tipo de interés aplicable (en concreto, le redujo en algunas décimas el diferencial sobre el Euribor inicialmente pactado).  Pero en el documento de novación el banco aprovechó para hacerle firmar conforme usted aceptaba y reconocía expresamente la existencia de la cláusula suelo, y se abstenía de ejercitar cualquier acción legal contra la entidad.

Devolución. Ahora usted quiere reclamar la devolución de los intereses pagados de más como consecuencia de dicha cláusula suelo, pero su gestor bancario le ha insinuado que, al haber firmado ese documento, no puede hacerlo (y que, de hacerlo, no le devolverán nada).  ¿Tiene razón el banco? ¿O se trata de una excusa adicional para evitar la devolución?

Sentencia

Reclame. Pues bien, si la cláusula suelo de la hipoteca es nula, también lo es la novación firmada con posterioridad, por mucho que usted haya reconocido su existencia y sus consecuencias, y por mucho que haya renunciado a ejercer acciones judiciales contra el banco:

Así lo ha declarado una reciente sentencia del Tribunal Supremo.El Tribunal argumenta que no es posible convalidar el consentimiento prestado por el consumidor en el momento de firmar la hipoteca, ya que el banco incumplió sus obligaciones de información previas. En consecuencia, dicho consentimiento fue erróneo.

Información. Recuerde que el banco debe informar de las consecuencias de la cláusula suelo en “fase precontractual” (es decir, antes de firmar la hipoteca).  Si lo hace después, no se subsana el incumplimiento:                                                     Debe informar sobre la propia existencia de la cláusula suelo y sobre su funcionamiento (indicando que los intereses pueden                                                      subir o bajar según la fluctuación del índice pactado y que, en caso de que disminuyan por debajo de un determinado porcentaje, el consumidor pagará como mínimo dicho porcentaje).

Además, debe ofrecer simulaciones de escenarios diversos, que reflejen el comportamiento de la cláusula suelo en cada caso,así como comparaciones con otras modalidades de préstamo que no incluyan cláusulas suelo.

Cuestión de prueba

Casos concretos. Como regla general, los juzgados dan la razón a los consumidores y anulan la cláusula suelo, aunque también existen sentencias a favor del banco..  Valore si en su caso concreto éste puede acreditar que cumplió con sus obligaciones de información:

  •                                                     No es suficiente la declaración del empleado del banco afirmando que cumplió con sus obligaciones de información. Tampoco
  •                                                lo es la explicación dada en el contrato o en la escritura de préstamo hipotecario sobre la cláusula suelo.
  •                                                   En cambio, sí se considera suficiente la información ofrecida por el banco cuando existen correos electrónicos donde se informa
  •                                                    expresamente al consumidor de la existencia y del contenido de la cláusula suelo, y en los que se realizan simulaciones sobre
  •                                                los efectos de las oscilaciones de los tipos de interés.
  • La firma de dicho reconocimiento no convalida la cláusula suelo, que es nula si no se informó convenientemente. Por tanto, usted podrá seguir reclamando la devolución de los intereses pagados de más.

UN EJEMPLO DE DEDUCCION POR BENEFICIOS

Las obras que dan derecho a una deducción por inversión de beneficios.
Si usted compró un local en el que tuvo que realizar unas reformas. ¿Sabe que dichas obras pueden dar lugar a la deducción por inversión de beneficios?..

Reformas. Si compró un local en 2013. Sin embargo, para poder ejercer su actividad, tuvo que realizar una serie de obras. ¿Sabe que en la declaración del Impuesto sobre podrá aplicarse una importante deducción?.
Inversión de beneficios
Deducción. Si la empresa es de reducida dimensión (es decir, factura menos de diez millones de euros), podrá aplicarse en el Impuesto sobre Sociedades la deducción por inversión de beneficios. En concreto, la deducción será del 10% de los beneficios (antes de impuestos) que se hayan invertido en la compra de elementos nuevos del inmovilizado material o en inmuebles.
¡Atención! Si se trata de una microempresa (es decir, factura menos de cinco millones y tiene una plantilla media inferior a 25 empleados), la deducción será del 5% de los beneficios.
Segunda mano. Aunque haya invertido en un local de segunda mano, muchas de las obras que realice en él sí que serán aptas para disfrutar de la deducción. Así pues, un ejemplo: si la empresa ha cerrado 2013 con un beneficio de 75.000 euros y las obras en el local ascienden a 50.000, vea el ahorro que obtendrá:
Concepto Con deducción Sin deducción
Base imponible 75.000 75.000
Cuota íntegra (25%) 18.750 18.750
Deducción (1) 5.000 (2) 0
Cuota a pagar IS 13.750 18.750
1. La inversión –y la deducción correspondiente– puede hacerse en el ejercicio en el que se obtienen los beneficios o en el siguiente.
Éstas sí
Entrada en funcionamiento. A estos efectos, las obras efectuadas antes de la entrada en funcionamiento del local se consideran inversión y podrán disfrutar del incentivo. De este modo, si el local va a ser explotado como restaurante, darán derecho a la deducción las obras de acondicionamiento tales como nuevos lavabos, salidas de humos, instalación eléctrica y aire acondicionado… También darán derecho a la deducción las inversiones en activos nuevos tales como mostradores, frigoríficos, mobiliario…
Mejoras y renovaciones. Si las obras se realizan después de la entrada en funcionamiento del negocio, también se beneficiarán de la deducción las obras de renovación o mejora que supongan un aumento de la capacidad productiva, mejoren la productividad o alarguen la vida útil del local. Por ejemplo:
o Si el restaurante es objeto de una reforma integral, cabe entender que se conseguirá un aumento de la clientela. Ello permitirá considerar las obras como mayor valor del activo y, por tanto, podrán disfrutar de la deducción.
o Si se cambia la climatización, al tratarse de un elemento diferenciado del propio inmueble, también dará derecho a la deducción.
Éstas no
Obras de conservación. Sin embargo, si el local ya está funcionando y se hacen unas simples reformas (por ejemplo, se cambian los lavabos para hacerlos más modernos), dicha inversión no dará derecho a la deducción, ya que no va ligada a un aumento de la capacidad productiva.. Estas obras serán un gasto del ejercicio.

Declaración de bienes en el extranjero

Entre el 1 de enero y el 31 de marzo debe presentarse la “Declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero” (modelo 720) relativa al año 2013.  Recuerden que deberán presentar dicha declaración en los siguientes casos:

  • Si ya presentó la declaración relativa al año 2012, deberá volver a presentarla si el valor de los inmuebles, valores o depósitos bancarios que declaró el año pasado han aumentado en más de 20.000 euros, o bien si ha dejado de ser titular, beneficiario o autorizado de alguno de dichos bienes.
  • Si el año pasado no estuvo obligado a presentarla, deberá hacerlo ahora si el valor de sus valores, inmuebles o depósitos en el extranjero ha superado en 2013 los 50.000 euros.

¿Cuáles son los requisitos administrativos imprescindibles?

Pueden variar en función del sector concreto de tu empresa y de algunas diferencias normativas a distintos niveles, aunque básicamente podemos subrayar lo siguiente:

  • Ayuntamiento: licencia de obras, licencia de apertura e Impuesto de Bienes Inmuebles.
  • Administración autonómica: alta en el registro industrial.
  • Registro mercantil: inscripción de administradores, auditores y apoderados, presentación de cuentas de ejercicio y legalización de libros.
  • Oficina de patentes y marcas: registro de derechos de propiedad industrial (marcas, nombre comercial, patentes, dibujos,rótulos…).
  • Registro de la propiedad inmobiliaria.

Fuente: www.creacionempresas.com

¿Cómo elegir la forma jurídica de tu nueva empresa?

Antes de analizar las distintas formas existentes, es necesario determinar los factores que determinan la elección de la forma jurídica de la empresa. Resumiendo, podemos señalar los siguientes:

  • Tipo de actividad a ejercer. Tanto la actividad a ejercer como el sector pueden obligar a adoptar determinadas formas jurídicas: banca, seguros, agencias de viaje y otros exigen por ley constituir una sociedad mercantil.
  • Número de personas que participen en el proyecto empresarial. Dependerá si se trata de empresas individuales o sociedades, e incluso existen determinadas formas jurídicas que exigen un número mínimo de socios (sociedades laborales y cooperativas).
  • Responsabilidad de los/as promotores/as. Para la elección de la forma jurídica se deberá elegir entre restringir la responsabilidad al capital aportado a la sociedad o afrontar el riesgo de responsabilizar tanto el patrimonio personal como el social.
  • Relaciones que mantienen los/as socios/as entre si. Cabe la posibilidad de restringir la entrada de nuevos/as socios/as o de valorar simplemente la aportación económica.
  • Necesidades económicas del proyecto. Influyen en la medida que es necesario un capital social mínimo para determinados tipos de sociedad.
  • Aspectos fiscales de la empresa. Se deberá analizar el tipo de imposición fiscal al que están sometidas las actividades que realiza dicha empresa y como repercuten fiscalmente en el impuesto de la renta de las personas físicas los beneficios obtenidos.
  • Realizar test de elección de forma jurídica.

Fuente: www.creacionempresas.com

¿Qué conlleva crear una empresa?

Crear una empresa supone poner en juego recursos naturales, humanos, económicos, etc., además de coordinar los mismos con la mayor efectividad posible, con el fin de que la empresa alcance los objetivos inicialmente planteados.

El promotor de un nuevo proyecto empresarial debe plantearse en qué medida va a poder hacer frente a las exigencias que la dirección de su futura empresa necesita. web hosting server . Entre las cualidades que debe tener un buen empresario se podrían destacar:

  1. Confianza en sí mismo e ilusión en su proyecto.
  2. Ser consciente de su necesaria formación (puesta al día) de los temas relacionados con su empresa.
  3. Dotarse de apoyo externo en todos aquellos aspectos que no pueda controlar (servicios complementarios a su actividad).
  4. Dotarse de un buen equipo de trabajo.
  5. Capacidad de organizar y coordinar todos los recursos de que dispone (humanos, económicos,…).
  6. Capacidad de dirigir y activar al personal.
  7. Capacidad de tomar decisiones y asumir riesgos.
  8. Iniciativa y espíritu innovador.
  9. Capacidad de análisis de la realidad que le rodea y sus necesidades.
  10. Conocimientos técnicos
  11. Conocimientos gerenciales
  12. Conocimiento del sector.

Fuente: www.creacionempresas.com

Crea tu Empresa

Introducción

A la hora de emprender cualquier negocio hay que partir desde un inicio. Así, una empresa se puede entender como la materialización de la idea de un empresario.

Teniendo en cuenta lo anterior se puede afirmar que en toda actividad empresarial hay dos elementos básicos que resultan imprescindibles:

El Servicio de Creación de empresas de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife y de Las Palmas de Gran Canaria, te ofrece una guía on-line de todas las herramientas y  conceptos que se deben de tener en cuenta antes de convertirse en empresario.

Primero hay que tener claro ¿Qué es lo que se quiere hacer?, es decir, qué proyecto de negocio tenemos. A ello se suele llegar por dos caminos distintos:
se nos ocurre una idea de negocio nueva, original, que no existe en el mercado, que nos llevará a abrir nuevos mercados, nuevas necesidades, etc. o bien algo ya existente en el mercado. Te animamos que visites el apartado 501 ideas de negocio.

Hay que tener en cuenta que tanto un camino como el otro, no nos aseguran el triunfo, el mayor éxito de las empresas es la calidad en el servicio o producto que se ofrece, la constancia y la diferenciación de dicho producto con la competencia y, por supuesto, la capacidad empresarial de cada persona..

Una vez elegido el sector de actividad y la idea empresarial, debemos de hacernos algunos planteamientos previos a la hora de emprender un negocio, que nos permitirán tener una mayor fiabilidad la hora de elegir la ubicación del local, la forma jurídica que debemos de adoptar según el riesgo y la inversión que queramos hacer, y algunos factores de éxito y fracaso que nos conviene saber para poder evitarlos o aprovecharlos entre otros aspectos, en un entorno tan cambiante como en el que nos encontramos.

Una vez decidida la idea empresarial es necesario reflexionar sobre nuestras cualidades como empresario. En el apartado autodiagnóstico empresarial, usted podrá valorar si esta preparado o no para ser empresario, teniendo en cuenta que lo que deseamos es que nuestra empresa se consolide y crezca, pensando tanto en la el proyecto como en la capacidad personal de llevarlo a cabo.

Por último, hay que tener en cuenta que existen múltiples opciones en las que poder invertir en función de su rentabilidad y riesgo. Generalmente se considera que estas dos variables son directamente proporcionales, esto es, a mayor riesgo mayor rentabilidad, e inversamente proporcionales al concepto de liquidez: cuanta más rentabilidad, mayor riesgo y menor liquidez.

Para ello, es fundamental que usted realice un estudio de mercado y compruebe si su idea empresarial es viable técnica y económicamente, y tiene posibilidades de expansión en el futuro. Deberá conocer si su empresa esta bien financiada, calcular su margen comercial, realizar una buena estimación de compras y ventas, ingresos y gastos, según el mercado analizado, la población, la situación del local, la competencia etc. Para ello le ofrecemos una amplia guía de ¿Que es un Plan de Empresa?. Herramienta que, además de servirle a usted le permitirá tener un informe con el que poder obtener financiación ajena o presentarse a concursos y subvenciones.